1. Cuando todos tus predicadores favoritos no estén, y sus libros sean olvidados, lo que permanecerá será tu Biblia. Domínala. ¡Domínala!
  2. La Biblia no es sólo un collar de perlas para ser admirada, sino también una cadena de argumentos para ser seguidos.
  3. Muchas cosas en la Biblia no tienen sentido, hasta que Dios se convierte en tu valor supremo.
  4. Si lo que quieres es escuchar la voz de Dios, ve a tu cuarto, cierra la puerta y lee la Biblia en voz alta.
  5. Satanás odia que veamos gloria en la Biblia. A él no le importa si la leemos o no, lo que detesta es que veamos la gloria en la Biblia.