Siempre he escuchado la expresión “el arte de predicar” pero pienso que escuchar la predicación también es un arte. Aquí una pequeña guía para escuchar una predicación:

1. Ora. Pide a Dios que te de un corazón dispuesto a escuchar y glorificarlo durante la predicación.

2. Mantén tu Biblia abierta. La idea de la predicación no es exponer las opiniones del predicador, sino de exponer lo que la Biblia dice y cómo lo podemos vivir hoy. Mantén abierta tu Biblia para que puedas seguir al pastor en la exposición del tema.

3. Subraya tu Biblia. No es pecado subrayar la Biblia, es una forma de interactuar con la Escritura. Subraya palabras importantes, frases que te impacten o enunciados que no entiendas. Puedes usar diversos colores y símbolos para esto.

4. Haz anotaciones. En algunas iglesias se entrega el bosquejo de la predicación, pero si no es así utiliza un pequeño cuaderno o la app de notas de tu smartphone y escribe notas que te ayuden a reflexionar después sobre el tema. Todas las predicaciones deben tener una estructura lógica, identifícala y escríbela.

5. Busca el Evangelio. Toda predicación expone a Cristo: sea el Antiguo o Nuevo Testamento Jesús debe ser anunciado, hable de la justificación o de la santificación Jesús debe ser anunciado. A veces es más claro que otras  pero siempre prepara tu corazón para buscar el evangelio de gracia, la verdad de que Dios salva pecadores.

6. Repasa. Reúnete con familia o amigos entre semana y platiquen del tema, sus dudas, inquietudes y asombros en el tema que fue expuesto.