1. La felicidad no es algo que se encuentre de frente, es algo que viene como consecuencia de algo más.
  2. Busca la felicidad y no la encontraras. Busca la rectitud y descubrirás que eres feliz.
  3. El cristiano es fundamentalmente serio y fundamentalmente feliz.
  4. La única forma de ser feliz en Cristo es ser totalmente infeliz sin Él.
  5. No son las circunstancias lo que va  a determinar si eres  o no feliz; es tu relación con Dios.