1. Trata de excluir el sufrimiento y encontrarás que has excluido la vida misma.
  2. Dolor y sufrimiento son el megáfono de Dios para un mundo sordo.
  3. Dios nos susurra a través de la creación, nos habla a través de las Escrituras y nos grita a través del sufrimiento.
  4. El sufrimiento pone la bandera de la verdad en la fortaleza del corazón rebelde.