1. El orgullo es un cáncer espiritual que se come la única posibilidad de amor o de contentamiento e incluso de sentido común.
  2. Cuanto más orgullosos somos, más nos irrita el orgullo de los demás.
  3. El orgullo no obtiene placer por poseer algo, sino por tener más que el prójimo.
  4. El más claro indicio de orgullo arraigado es creerse suficientemente humilde.
  5. Fue a través del orgullo que el diablo se convirtió en el Diablo.